Observación pasiva

3.3 Observación pasiva

En los procedimientos de investigación social on-line es conveniente dividir nuestro objeto de estudio en dos partes, una temprana: pasiva y otra tardía: activa. Es conveniente durante esta etapa temprana, relevar todos los datos para conocer de que manera podemos interactuar con el público meta para lograr obtener datos relevantes que subyacen y que no están a la vista en simple modo.

El estudio del lenguaje es un procedimiento de campo que no puede faltar en la etapa de observación pasiva, sin comprender el lenguaje no podremos ir más haya y lograr una interacción fluida. La ventaja es que en caso de error tenemos una nueva oportunidad de construir una nueva identidad, pero siempre implica una perdida de tiempo innesesaria.

Por otra parte el investigador debe familiarizarse a fondo con la vehículo que se utilizará para proceder al relevo de datos, el objeto de conocer el canal sociotécnico podría evitar que el investigador quede fuera de contexto o puesto en evidencia al comenzar una interacción. “En el trabajo de campo etnográfico, antes de obtener datos hay que tejer relaciones. Estas son personales, de tú a tú. Y no hay forma de obviar todas las características de este tipo de relación: emociones, sentimientos, acercamientos, rechazos, complicidades, amores, enemistades, satisfacciones y ambigüedades” (Casanovas, 1998).

Deja un comentario